Con dos goles de Filippo Inzaghi y una fantasía de
Kaká, el Milan de Italia concretó su esperada venganza al batir el
domingo 4-2 a Boca Juniors en la final del mundial de clubes, que por
primera vez tiene a un campeón europeo.

Los italianos suman ahora su 17mo trofeo internacional y la cuarta
competencia intercontinental, algo que hasta aquí ningún equipo ha
logrado.

El campeón europeo terminó con la hegemonía de los sudamericanos en el
certamen tras los títulos conseguidos por los brasileños Corinthians
(2000) , Sao Paulo (2005) e Internacional de Porto Alegre (2006).


‘Tengo una gran sensación. Estamos muy felices. Nunca hubiera pensado
que en un mismo año íbamos a poder desquitarnos de los equipos que nos
habían arrebatado dos finales’, dijo en rueda de prensa el técnico del
campeón Carlo Ancelotti. En la final de la última Liga de Campeones, el
Milan derrotó al Liverpool de Inglaterra, que había sido su verdugo en
2005.

Sobre el partido, Ancelotti dijo que fue ‘una victoria que justificamos en el final’.

‘Boca jugó muy bien en el primer tiempo, tuvieron sus oportunidades.
Pero el 2-1 nos dio la tranquilidad y después definimos el partido’,
explicó.

Igual lectura hizo su colega de Boca, Miguel Angel Russo: ‘Cuando
viene el segundo del Milan, nosotros lo salimos a buscar. El Milan es
inteligente y aprovechó los espacios’.

Alineaciones:

MILAN: Dida, Daniele Bonera, Alessandro Nesta, Kakha Kaladze, Paolo
Maldini, Gennaro Gattusso (Emerson, 64) Andrea Pirlo, Massimo
Ambrosini, Kaká, Clarence Seedorf (Cristian Brocci, 86) y Filippo
Inzaghi (Cafú, 75). AP

BOCA: Mauricio Caranta, Hugo Ibarra, Jonatan Maidana, Gabriel Paletta,
Claudio Morel Rodríguez, Alvaro González (Pablo Ledesma, 66) ,
Sebastián Battaglia, Ever Banega, Neri Cardozo (Leandro Gracián, 68) ,
Rodrigo Palacio y Martín Palermo.

Arbitro: Marco Rodríguez (México)