Disney Hitler
El dictador alemán Adolf Hitler era un apasionado de
los dibujos de Blancanieves y de Pinocho de Walt Disney,
hasta el punto de que se entretenía haciendo copias de esos cómics,
según un historiador noruego.

William Hakvaag, director del Museo de la Guerra de
Lofoten, en Noruega, está convencido de haber adquirido cuatro copias
de esos dibujos salidos de la mano del "Führer", informa la edición "on
line" el semanario "Der Spiegel".


Las copias, datadas de 1940, un año después de la invasión de Polonia
que encendió la Segunda Guerra Mundial, fueron adquiridas por Hakvaag
en una subasta en Alemania y llevan las siglas "A.H." o, en el caso de
Blancanieves, como "A. Hitler".

El historiador noruego no duda de su
autenticidad, aunque aún no están certificadas como tales, y se ampara
en parte en la reconocida admiración de Hitler por Disney.

El ministro de la Propaganda, Joseph Goebbels,
le regaló en las Navidades de 1937 doce copias de filmes del ratón
Micky y, según recuerda "Spiegel", a partir de ahí surgió el proyecto
de dotar al régimen de su propia productora de dibujos animados.


mzr / EFE