La estrella infantil Anahi fracaso en el festival Viña del Mar y regreso con las manos vacías. La ahora solista desafinó de manera reiterada y su coro fue insuficiente para matizar su registro vocal.

Luego de tan sólo cuatro canciones, la ex RBD fue despedida por los conductores del certamen, Soledad Onetto y Felipe Camiroaga.

Se observo su falta de experiencia en su nueva faceta solista, y extraño el cobijo de sus compañeros.

Anahi en Viña del Mar



La cantante comenzó con “Mi delirio”, el sencillo de su primer disco como solista, siguió con dos éxitos de RBD que prendieron a sus fans, que eran una minoría esta noche en la Quinta Vergara pues el grueso de la concurrencia la atrajo el reguetonero boricua Don Omar.

La actuación de la mexicana concluyó con el cover “Mentiras”, un éxito de los 80 de Amanda Miguel, que interpretó con estilizado mini vestido de novia, velo y sugerentes mallas blancas.

Anahí culminó la canción arrojándose sobre el escenario, con lo cual dejó ver cuatro cuchillos que simulaban tenerlos enterrados en su espalda con manchas rojas en el vestido como si fueran sangre, en una personalísima dramatización de la pieza de Amanda Miguel.

La cantante dijo que uno de los sueños de RBD era presentarse en el Festival de Viña, lo cual nunca se cumplió, por lo que su presentación de esta noche pretendía reivindicar ese anhelo colectivo de sus ex compañeros.

“Chillona como quinceañera, y con desafinaciones y desentonaciones más que recurrentes en su performance” Prensa Chilena