Y George Lucas lo vuelve a hacer, encontró una nueva forma de sacarles dinero a los fanáticos de Star Wars.

Las seis películas de la saga serán reestrenadas en la pantalla grande en formato 3D iniciando por Phantom Menace (La amenaza fantasma) en el 2012.