¿que hiciste Kalimba? fue con la pregunta que inicio la entrevista de Carlos Loret de Mola al cantante Kalimba, una pregunta que ya llevaba implícito un juicio por parte del entrevistador, y las cosas no cambiaron, la entrevista fue así de principio a fin.

Loret se convirtió en Laura Bozzo con un “desgraciado” y así lo vieron muchas personas quienes lo criticaron durante todo el día de ayer en twitter, así como algunos columnistas.

Había que hacer preguntas difíciles, eso es obvio, pero no había que repetirlas tantas veces, eso es un error de una entrevista, hay que saber hacer la misma pregunta o intentar llegar a esa usando palabras distintas y no preguntar exactamente lo mismo varias veces hasta el cansancio, eso es acoso y nada mas.


Loret de Mola incluso se puso del lado de la denunciante al decirle que quizás no huyo del hotel porque sufría del “síndrome de estocolmo” (sindrome que sufren las personas secuestradas después de estar largo tiempo con sus secuestradores).

Así lo vio Alvaro Cueva:

Qué entrevista tan más asquerosa la que Carlos Loret de Mola le hizo ayer a Kalimba en “Primero Noticias”.

Carlos Loret de Mola ha tenido en su estudio ha muchos políticos de todos los partidos políticos y nunca se ha atrevido a hacerle una entrevista tan agresiva a ningún político, ni a Mario Marin, ni a Ulises Ruiz ni a Peña Nieto por decir algunos nombres.

Perder la cordura es lo peor que le puede pasar a un entrevistador, quizás fue la frustración de que no estaba saliendo como se lo esperaba, quizás era que las respuestas del cantante no lo inculpaban, quizás esperaba arrinconarlo para que se declarara culpable.

Lo cierto es que no hay justificación alguna para el espectáculo que dio el entrevistador. Lo peor aun es que no fue en vivo, la grabaron la noche pasada, seguro los productores la vieron antes de si quiera anunciarla, hasta Joaquin Lopez-Doriga la anuncio en su twitter, no sabemos si porque le gusto, o porque como es Joaquin, disfrutaría del error de su compañero.

Y tal como empezó, acabo con un “ultima oportunidad Kalimba”, una vergüenza de entrevista, seguro se usara en escuelas de periodismo como lo que no hay que hacer.

¿que hiciste Carlos?