Poco después de las 14:00 horas de ayer (miércoles), el comentarista deportivo José Ramón Fernández fue hospitalizado al sur de la Ciudad de México, luego de haber sido atacado por un fuerte dolor en el brazo izquierdo; el comentarista de ESPN se dirigía al norte de la ciudad y decidió abandonar su día de trabajo para hacerse revisar de inmediato.

El conductor de las emisiones Futbol Picante y Cronómetro entró por su propio pie al hospital Ángeles del Pedregal y fue atendido por los médicos. Se le practicaron diversos estudios de los que se desprendió el diagnóstico de principio de infarto que, por fortuna, no puso en riesgo su vida gracias a la intervención oportuna de los galenos.


No pocos se percataron de la falta de José Ramón en los programas de televisión donde aparece habitualmente, sin embargo, donde fue muy notoria su ausencia fue entre la comunidad que le sigue a través de Twitter. Su último mensaje fue muy escueto, poco después de las 13 :00 horas, después dejó de estar en contacto.

Joserra se recuperó de varias afecciones gástricas, que pusieron en grave peligro su vida durante los años 2005 y 2006. A partir de entonces, Fernández se ha mantenido en estrecha vigilancia médica y sometido a cuidados rigurosos para mantener su estado de salud.

Algunos de sus allegados confirmaron a RÉCORD que pasó la noche tranquilo, en la unidad de cuidado intermedio como medida precautoria y que esta mañana continuarán practicándole estudios clínicos, a fin de descartar problemas mayores.

Vía: Récord.com