Una vergüenza es la pausa para hidratarse que se esta haciendo en la liguilla del fútbol mexicano, no es mas que una exigencia de las televisoras (Televisa y TV Azteca), para poner un comercial de televisión.

Es ridículo que en partidos nocturnos, incluso algunos con lluvia se crea que los jugadores puedan sufrir un golpe de calor.

Entiendo que en algún partido en Chiapas o alguna región del país donde el calor sea demasiado fuerte y se juegue a pleno rayo del sol se haga esto.

Mientras las televisoras manden en nuestro futbol, este nunca va a mejorar, pero mientras la Federacion no alce la voz, ni los propios equipos puedan elegir los horarios de sus partidos esto seguirá así.