El 6 de octubre verá la luz en el teatro Rialto de Madrid “Más de cien mentiras”, un musical basado en las canciones de Joaquín Sabina. Producido por Drive, cuenta con dirección de David Serrano, autor también del guión junto a Fernando Castets y Diego San José. Daniel García es el director musical del espectáculo, por el que desfilarán más de una veintena de canciones del cantautor ubetense. No se han anunciado todavía a los intérpretes, pero según uno de los productores, José María Cámara, habrá en él actores reconocidos.

Según Cámara, la idea de llevar las canciones de Sabina a un musical nació hace más de cinco años; la negativa primera del cantante —”en Lhardy,ante un cocido, me dijo rotundamente que no”, revela el productor— se convirtió después en un apoyo entusiasta al proyecto, que está siguiendo paso a paso.

Con un presupuesto inicial no inferior, en palabras de Cámara, a los tres millones de euros, a lo que hay que sumar otro millón para el markéting y más de 150.000 euros semanales para el mantenimiento del espectáculo, “Más de cien mentiras” nace con vocación internacional. Tras su estreno madrileño, los productores tienen previsto llevarlo a Buenos Aires y México entre 2013 y 2014, y convertirlo en película un año más tarde.

Un “thriller”

David Serrano, que ha colaborado con Drive en musicales como “Hoy no me puedo levantar” y “Enamorados anónimos”, asegura que el guión del musical es un “thriller”. “Hemos escrito —dice— una historia que pocas veces se ha visto en un musical, una historia dura, de timos, llena de mentiras y con personajes que parecen haber salido directamente de sus discos: prostitutas, delincuentes, hombres de traje gris, cobardes, héroes, canallas, colgados, apasionados y desencantados”. Básicamente, se trata de la historia de un timo con un desarrollo teatral más acusado que en sus trabajos anteriores, según reconoce Serrano.

Ocho actores, dieciséis bailarines y nueve músicos, que estarán sobre el escenario, componen el elenco artístico del musical, que tiene detrás un nutridísimo equipo creador. Diez personas —entre ellas Javier Limón, Jacobo Calderón o Leiva, de Pereza—, han hecho los arreglos de las canciones, y las coreografías tienen siete autores, desde Chevi Muraday hasta Carlos Rodríguez, pasando por Federico Barrios, que será quien dé unidad a todas. “Las canciones de Sabina —explica Cámara— son muy diversas y abarcan muchos estilos”, y por eso tantos arreglistas y coreógrafos.

Joaquín Sabina no participa directamente en el desarrollo del proyecto, pero sí está al tanto de todas las novedades o de los cambios de guión, y sus opiniones han tenido, dice Cámara, el peso normal en las decisiones.

Alrededor de una treintena de canciones conforman el repertorio del musical; entre ellas la que le da título, “Más de cien mentiras”, y también otras como “Calle Melancolía”, “19 días y 500 noches”, “Aves de paso”, “La canción de las noches perdidas”, “Por el bulevar de los sueños rotos”, “Princesa” o “Y nos dieron las diez”.

Vía: ABC.es