El 4 de agosto murió el músico Conrad Schnitzler, la leyenda viviente de la música electrónica y pionero de casi todo lo acontecido en la historia del medio musical electrónico en los últimos cuarenta años.

Integrante de Tangerine Dream en sus comienzos, mentor de Kluster junto a Moebius y Roedelius y creador de una impresionante lista de grabaciones, Schnitzler fue uno de esos inconformistas que transgredió el panorama musical con una forma de crear única y exclusiva, llevando hasta el infinito el concepto de “minimalismo electrónico” con una calidad fuera de toda duda. Su idea del “intermedialismo” sonoro no tenía precedentes ni apenas coetáneos, siguiendo en su brecha hasta el fin de sus días, no olvidemos que hasta hace muy poco seguía publicando discos.

Conrad produjo más de 90 discos de material en solitario, y completó su última obra “00/830″, apenas cuatro días antes de su muerte.

Falleció de cáncer de estómago, a la edad de 74 años.