En la Champions pasada el Real Madrid llegó a la final gracias a la ayuda arbitral, dos goles en fuera de lugar y una muy cuestionada expulsión a Vidal hicieron que pudieran eliminar al Bayern Munich. Este año no fue la excepción, primero un penal dudoso en el minuto 94 contra la Juventus y luego un par de penales en la ida en Munich y otros dos en la vuelta en Madrid lanzan al Madrid a la final de Kiev.

Ya en otra ocasión hablare de los errores arbitrales a favor del Real Madrid en las finales de Champions League y cuantas de esas 12 orejonas realmente las merecen.


Portada ficticia editada por nosotros