Luis Miguel habría nacido en Santiago, una ciudad situada al norte de Santo Domingo, capital dominicana.

La revelación la hizo el escenógrafo Frankiko Jiménez durante una
intervención en el programa radial El Pachatazo, una estación de
Univisión Radio, en la ciudad de Nueva York.

Ante una pregunta de Frederick Martínez El Pachá, conductor del
programa, Frankiko dijo enfático que Luismi es realmente dominicano.


“Tengo todos los documentos en mis manos de que Luis Miguel es
dominicano. Nació en la clínica Corominas Pepin, en Santiago, República
Dominicana”, sostuvo.

“Edmond Elías (empresario artístico dominicano) lo recibió en sus
propias manos, al nacer, y se lo entregó a su amigo personal Luisito
Rey; esa es la historia”, sostuvo.

El periódico en internet Primicias en una nota de prensa publicada por
el diario The Latin Post informa que Frankiko mostró a reporteros
varios documentos que sostienen su tesis, entre ellos un acta de
nacimiento, así como fotografías de su infancia.

“Solamente yo tengo esos documentos… nadie más. Puedo afirmar que
nació el 20 de septiembre de 1972 con el nombre de Luis Miguel Basteri
(Vargas y Borbón Palmas)”, puntualizó.

Según Frankiko, el artista es hijo de la pareja conformada por el
ingeniero Rafael Vargas y Edita de Borbón, una historiadora reconocida
en España.

Los supuestos padres de Luis Miguel viven en Nueva York. Incluso, según
Frankiko, muy pronto el vocalista podría ser reconocido como “príncipe”
ya que su madre, Edita de Borbón, es prima hermana del rey Juan Carlos.

Pero toda esta información es contradicha por el doctor Josías
Corominas, uno de los ejecutivos del centro de salud donde
supuestamente El Sol habría nacido hace 36 años.

El galeno señaló que desde que surgió el rumor sobre la presunta
nacionalidad dominicana de la luminaria realizaron una investigación en
sus archivos, “pero no hay registros ni datos que prueben eso”.

Explicó que los documentos de los centros de salud privados se eliminan
cada determinada cantidad de años “y en este caso fuimos un poco más
allá, pero no hay nada de eso”, explicó.

mzr / El Universal