El líder de los Rolling Stones, Mick Jagger, era el
objetivo de un presunto intento de asesinato que no pudo llevarse a
cabo porque los supuestos agresores sufrieron las consecuencias de una
tormenta, informó hoy el dominical británico “The Sunday Telegraph” .

Los detalles del complot han sido revelados por un ex agente del FBI
a la Radio 4 de la cadena
pública británica BBC que ha elaborado una serie de programas sobre ese
cuerpo estadounidense.


Los presuntos agresores eran la banda de motociclistas los “Hell Angels” (ángeles del infierno), al parecer
enfadados con Jagger después del trágico concierto del festival
californiano de Altamont en 1969, en el que esa banda de motoristas
estaba supuestamente a cargo de la seguridad del evento.

Durante el mismo, un joven afroamericano llamado Meredith Hunter, de 18
años, fue asesinado a escasos metros de Jagger por un “ángel del
infierno” , una agresión que quedó registrada por varias cámaras de
vídeo.

Como consecuencia de lo ocurrido, el líder de los “Stones”
supuestamente se habría negado a volver a utilizar los servicios de los
“ángeles del infierno” .

El ex agente del FBI Mark Young asegura que miembros de esa banda de
motoristas decidieron vengarse de Jagger mientras veraneaba en su casa
de los Hamptons, en Long Island (Nueva York) , por lo que se hicieron
con un bote y planearon un ataque desde el mar, en una fecha que el
diario no precisa.

El objetivo era entrar en la residencia por el jardín, para evitar la
seguridad en la parte delantera, pero el bote se vio alcanzado por una
tormenta y sus ocupantes cayeron al agua, aunque todos sobrevivieron,
relata el rotativo.

Se cree que Jagger nunca fue informado del supuesto intento de asesinato.

El concierto de los Rolling Stones en el festival californiano de
Altamont ha quedado en la memoria colectiva como antagónico al de
Woodstock, celebrado unos meses antes en pleno apogeo “hippy” .

El documental “Gimme Shelter” muestra que mientras los “Stones” estaban
terminando su canción “Under my thumb” , Hunter, que había tenido un
altercado antes con la banda, se acercaba al escenario y sacaba un arma.

Su agresor, Alan Passaro, desvió la pistola con su mano izquierda y
apuñaló a Hunter en la espalda con la derecha, según relata “The Sunday
Telegraph” .

Passaro fue detenido y juzgado por asesinato en 1972, pero fue absuelto
después de que un jurado considerase que actuó en legítima defensa. EFE