La astronauta Cady Coleman, aficionada a la flauta, y el músico Ian Anderson, fundador de la banda de rock Jethro Tull, realizaron el primer dueto virtual espacio-Tierra, informó este lunes la NASA.

Entre los pocos objetos personales que pueden llevar los astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI), Coleman optó por varias flautas, que han permitido hacer este experimento musical.

La pieza elegida fue “Bourree”, una de las canciones que el músico escocés y su grupo tocaron durante la gira que hicieron por Estados Unidos en 1969, el mismo año en que Neil Armstrong y Buzz Aldrin pisaron la Luna.


La astronauta grabó su parte de la pieza la semana pasada, mientras que Anderson hizo lo propio el pasado fin de semana mientras estaba de gira en Perm, Rusia.

Las dos partes se unieron en la Tierra y el resultado está a disposición del público en un video que publicó la NASA en su página web.

Coleman y Anderson celebraron así el 50 aniversario de los vuelos espaciales y el aniversario del primer lanzamiento de un ser humano el espacio, que convirtió al cosmonauta soviético Yuri Gagarin en un mito cuando el 12 de abril de 1961 orbitó la Tierra.

“Debemos recordar que los cosmonautas, científicos y astronautas de hoy siguen siendo los héroes que eran hace 50 años”, dijo Anderson, que agradeció la oportunidad de participar en este dueto.

Coleman es una gran seguidora de Anderson y para su misión de seis meses a bordo de la Estación Espacial Internacional llevó su flauta travesera, un flautín y una flauta irlandesa del grupo musical La Chieftans.

“Es muy diferente tocar aquí (en el espacio)”, aseguró Coleman.

Otros astronautas también han llevado flautas al espacio, como Ellen Ochoa, que participó en la misión STS-56 en 1993 y tocó una pieza musical durante un encuentro con escolares en la Tierra.

También John Herrington, que fue el primer astronauta nativo americano, llevó una flauta de madera en 2002 durante la misión STS-113, que fue hecha a mano por un miembro del Consejo Intertribal de Nativos Americanos del Centro Espacial Kennedy. EFE