El Gobierno español ha aprobado el reglamento de la denominada “ley Sinde” , que regula la comisión de propiedad intelectual para el cierre rápido de páginas web que vulneren la propiedad intelectual. Asimismo elimina el canon digital por copia privada para sustituirlo por otro sistema de de compensación, algo que también se recogía en dicha modificación normativa.


Sáenz de Santamaría ha anunciado la aprobación de la Disposición Final Segunda de la Ley de Economía Sostenible, conocida como “ley Sinde” por haber sido promovida por la anterior ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, junto a un gran paquete de medidas económicas. En su intervención ha destacado que el objetivo del Ejecutivo es “proteger los derechos de propiedad intelectual frente al expolio” y que sólo se actuará, “con protección judicial, frente a quienes indebidamente hacen negocio contra la piratería”.

La ministra ha asegurado que con esta normativa España entra “en el estándar internacional en la lucha contra la piratería”. El Ejecutivo no se ha amilanado ante las críticas que la norma suscita en Internet, motivo por el cual el anterior gobierno no llegó a aprobar la reforma pese a discutirla en al menos tres reuniones ministeriales. Tanto el nuevo ministro de Cultura, José Ignacio Wert, como el nuevo secretario de estado de Cultura, José María Lasalle, ya advertían tras su toma de posesión que esta “patata caliente” sería “enfriada”, aunque sin referirse explícitamente a ella.

Todavía no se conocen los detalles del reglamento de la “ley Sinde” , que tendrá que publicarse en el BOE, pero este anuncio remata una reforma que ha tardado más de dos años en salir adelante. Tampoco los de la reforma del canon digital que, según ha anunciado Sáenz de Santamaría, se reformará por real decreto y se modificará por otro sistema de compensación por copia privada, como ya han pedido diversos tribunales, entre ellos el Tribunal de Justicia de la UE.

Cierres exprés sin probar el daño

La “ley Sinde” prevé el cierre rápido de sitios web acusados de infringir los derechos de autor en Internet. Aunque el Ejecutivo aún no ha anunciado todos los detalles de la norma, su funcionamiento se prevé como sigue: cualquiera que considere que una página web vulnera sus derechos de autor podrá denunciarla a la Sección Segunda de la nueva Comisión de Propiedad Intelectual -cuyos componentes están por definir- y ésta, si lo considera oportuno, solicitará los datos del infractor y la retirada del contenido que vulnera los derechos. Aquí entra en juego el juez, que tendrá que autorizar la facilitación o no de los datos del presunto infractor, y el proveedor de la página infractora, que tendrá que decidir si retira o no el contenido problemático.

Según la decisión de cada uno, el proceso podría tomar diversos caminos, pero la clave es que , “a priori” , sólo hará falta que una página web sea “susceptible de causar un daño patrimonial” para que se pueda actuar contra ella. Además, queda la duda de si en el reglamento aprobado se define como actividad infractora no sólo alojar contenido protegido, sino el hecho de enlazarlo e indicar dónde se puede descargar. De ser el segundo caso, páginas como SeriesYonkis, SeriesPepito y otras similares estarán en serio riesgo de ser denunciadas.

Esta polémica normativa, aprobada en el Parlamento por el PSOE, el PP y CiU, encendió los ánimos en la Red, dado que otorga a una Comisión de Propiedad del Ministerio de Cultura el poder para cerrar sitios web que alojen o fomenten las descargas no autorizadas de manera “exprés” , en el plazo máximo de 10 días y con la autorización de un juez, el cual no entrará al fondo de la cuestión.
Todos contentos con el fin del canon

Tras el anuncio gubernamental, la Sociedad General de Autores (SGAE), la principal gestora de derechos de autor de España, ha reconocido a través de su portavoz, Sabino Méndez, que “cuanto antes caiga en el olvido la palabra canon, mejor” porque “es una palabra incorrecta, es en realidad la compensación por copia privada y nos permite copiar de una manera legal”, informa Efe. Respecto a la creación de la Comisión de Propiedad Intelectual para proteger los derechos de los creadores frente al “expolio” de las páginas de Internet, Méndez ha considerado que le parece justo se persiga a “aquellos que tienen beneficio económico” por las prácticas de descarga ilegal”.

En el lado opuesto, Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas, aconseja “prudencia” y espera que la medida de la supresión del canon sea “con carácter retroactivo”. No en vano, la organización ya ha presentado tal demanda. Y en cuanto a la ‘ley Sinde’, ha declarado que “si va a tener el papel que pretendía la ‘ley Sinde’ no nos parece adecuado, pero si va a servir para aclarar, debatir y solucionar esta cuestión, bienvenido sea”.

Asimismo, Jesús Banegas, presidente de Ametic, la patronal de las compañías tecnológicas, ha declarado que las medidas suponene “pasar del todos contra el canon al todos contra la piratería”. También ha destacado que con la normativa España se pone a la altura “de los países más avanzados”, y sale de los países europeos que mantienen el canon de los dispositivos susceptibles de ser utilizados para realizar copias.

Via: El Mundo