Este día se escucharon los testimonios de los testigos en el caso de Keith Raniere, líder de tráfico sexual y asociación delictiva, donde se dieron a conocer físicamente los correos de la hija del dueño de Reforma, Laura Junco, que ofrecía en prenda a su hija virgen al grupo de autoayuda NXIVM.


Se dio a conocer que en el juicio, llevado a cabo en Brooklyn, Rainiere justificó que la edad para tener relaciones sexuales era de 12 años, así como lo hacen en otros países.

El jurado también ha visto presunta pornografía infantil que involucra a una adolescente que según los fiscales fue obligada por Raniere a tener relaciones sexuales.

Emilio Salinas, hijo del ex presidente de México, investigaba a enemigos de NXIVM y lo señalaban como conconspirador.

Cabe mencionar que desde principios de mayo, los jurados han estado escuchando el testimonio de quienes los fiscales dicen fueron “esclavas sexuales” que hablaron acerca del tormento de ser marcadas con las iniciales de Raniere, su “amo supremo”.