La justicia belga advirtió este miércoles del peligro del tipo de drogas halladas en el festival de música electrónica Tomorrowland, después de la muerte de un joven el fin de semana y 250 detenciones.

Las cantidades y el tipo de drogas incautadas son las mismas, en su mayoría duras, como MDMA, éxtasis, cocaína y también cada vez más ketamina y anfetaminas, explicó Stéphanie Chomé, vocera de la fiscalía de Amberes.


Según Chomé, el peligro es que los festivaleros extranjeros no son conscientes de la calidad de las drogas en el mercado belga, refiriéndose a los productos con dosis muy altas de principios activos.

Este macrofestival, organizado en dos fines de semanas, se reanudará este jueves en la localidad de Boom, entre Bruselas y Amberes, para conlcuir el domingo. La asistencia total se estima en unas 400 mil personas.

Actualmente, las cifras de detenciones (231 consumidores y 24 vendedores) y de incautaciones son conforme a lo observado en los dos años pasados, indicó la fiscalía.

El pasado viernes, el primer día de festival, un joven indio de 27 años se desmayó cerca del escenario principal, durante el concierto del diyéi estadunidense Steve Aoki. Falleció poco después en el hospital.

La fiscalía informó de indicios serios sobre un fallecimiento relacionado con el consumo de drogas.

Otros cuatro participantes también acabaron en cuidados intensivos el fin de semana en el Hospital Universitario de Amberes, dos continuaban ingresados este miércoles, indicaron.

Las drogas de síntesis incautadas en el festival son fabricadas en Bélgica y Países Bajos, y su calidad es muy buena, ya que las cantidades de elementos activos son mucho mayores que en el extranjero, precisó Chomé.

AFP