El periodista, músico, promotor y organizador del festival de Avándaro, Armando Molina, falleció la madrugada de ayer a los 73 años.


Luz Adriana Molina García dio a conocer la noticia, acaecida la madrugada de este viernes, Día del Músico.Familia y amigos de papá, sólo para informarles que hoy falleció , y agradecerles a todos y cada uno de ustedes por sus oraciones, sus muestras de amor hacia él y su cariño; siempre se los voy a agradecer mucho… Él se fue luchando como siempre. Pero tranquilo al saber que este día y los pasados la música estuvo con él, como siempre, a lo largo de su vida… Le doy mis más sinceros agradecimientos a los que diario me preguntaban por él … Ya está descansando papá y que viva el rocanrol. Hasta donde estés, padre, un beso al cielo. Descansa y Dios te bendiga siempre.

Armando Molina cumplió 73 años el pasado 13 de noviembre, rodeado por medicamentos. En la última charla de La Jornada con el fundador y bajista de La Máquina del Sonido, el 18 de octubre pasado, nos reveló: “Primero fue una infección de vías urinarias que me chingó duro; luego me caí, porque estoy muy débil; entonces, se me hizo una trombosis en la pierna derecha, así que no puedo caminar… ayer fui a consulta y ya sabes, un ojo de la cara”.

Armando deja tras de sí una larga historia entre la grey rocanrolera: fue integrante de bandas de rock desde su época de estudiante de secundaria; ya veinteañero, grabó su primer disco con La Máquina del Sonido. De aquella época, deja versiones grabadas de canciones como Fire, éxito en inglés de Arthur Brown, y de Iron Butterfly, In a gadda da vida. Su carrera como músico incluye su participación con infinidad de grupos y personalidades, entre ellas Javier Batiz.