A raíz de la serie de conciertos Live 8 efectuados el sábado 2 de julio, su organizador, Bob Geldof, fue nominado para el Premio Nóbel de la Paz del 2006. Su labor e interés por ayudar la situación económica de África y la de otros países altamente endeudados han generado que Jan Simonsen, del Parlamento de Noruega, lo nominara para dicha posición el miércoles 6 de julio del 2005.

“Bob Geldof tomó la iniciativa de preparar una serie de conciertos de rock para julio del 2005, con el propósito de enfocar los problemas de las naciones pobres y presionar a los líderes mundiales a que tomen acción para luchar contra la pobreza”, declaró Simonsen.



Geldof califica para los premios del 2006 ya que la última fecha para inscribir a candidatos para el 2005 fue el 1ero de febrero. De ganar dicho galardón, estaría a la altura de Martin Luther King Jr., Nelson Mandela, la Madre Teresa de Calcutta, Rigoberta Menchú, los presidentes Theodore Roosevelt y Jimmy Carter, todos laureados nóbeles de la paz.

En 1986, Geldof fue nominado por su crucial labor en Live Aid, que recaudó más de $200 millones de dólares para lidiar con la hambruna en África. Luego de ese evento fue reconocido y galardonado con otros premios por su trabajo. La Reina Isabel II de Inglaterra le otorgó un título de nobleza, a pesar de este ser natural de Irlanda.

A través de 20 años, el cantante ha generado una reputación para sí mismo, por sus apasionadas peticiones y llamados a brindar ayuda humanitaria y económica a naciones en desarrollo. Recientemente le pidió a los líderes del G8, que doblen la ayuda a los países más pobres de África y cancelen su deuda de más de $40 billones.

El premio por la Paz se otorga anualmente por el Comité Nóbel Noruego, basándose en recomendaciones de miembros de distintos Parlamentos alrededor del mundo. Los ganadores se anuncian en Octubre. MTV