El capitán de la Roma, Francesco Totti, que estará unos tres meses de baja por una fractura de peroné sufrida el domingo, manifestó ayer lunes, su esperanza de poder estar recuperado para el mundial de futbol de Alemania, que comenzará el próximo 9 de junio.



Totti fue operado tras sufrir fractura de peroné y afectarse los ligamentos del tobillo izquierdo, luego de una falta desde atrás que sufrió hoy en la victoria de Roma 1-0 ante Empoli y pone bajo riesgo su presencia en el Mundial Alemania 2006.

La Nacion