El cantante mexicano Alejandro Fernández reunió anoche a más de 175.000 personas en el concierto Noche de Primavera, con lo que se convirtió en el artista con más convocatoria en el Zócalo, la principal plaza pública de México. La marca le pertenecía al grupo mexicano Café Tacuba, que el año pasado congregó a 170.000 personas.



Ataviado con el tradicional traje de charro y con los acordes de “Guadalajara”, “Jalisco, Jalisco” y “México lindo y querido”, “El Potrillo” hizo acto de presencia ante la algarabía de la muchedumbre.

“No”, “Nube viajera”, Loco”, “Como quien pierde una estrella”, “Te lo digo de frente”, “Quiéreme”, “Tantita pena” y “Niña amada mía” fueron algunos de los temas que la multitud cantó al unísono con su ídolo popular, que estuvo en el escenario hasta el filo de la medianoche.

Alejandro Fernández, quien ha demostrado a lo largo de los años que lo que se hereda no se hurta, pues es hijo de otro máximo de la canción mexicana, Vicente Fernández, logró lo que pocos, abarrotar las calles próximas al primer cuadro de la ciudad, que celebraron la llegada de la primavera.

Otras canciones como “Ella”, “Si nos dejan” y “El Rey” fueron coreadas por las 175.000 voces que, según sus organizadores -el gobierno del Distrito Federal- fue el número de personas que asistió al concierto.

Durante casi tres horas, Alejandro Fernández se entregó a sus fanáticos.

Luego de un repertorio de 32 canciones y una gran vitalidad sobre el escenario, “El Potrillo”, quien recién realizó una gira por España, se despidió de su público con aplauso y con frases de agradecimiento por el apoyo recibido. EFE