El
bicampeón Juventus, además de Fiorentina y Lazio, descendieron a
segunda división por el escándalo de partidos amañados en Italia.

Milán mantuvo la primera división pero se le descontarán 15 puntos y no podrá jugar en los torneos europeos en esta temporada.

La decisión se adoptó cinco días después que Italia ganó su cuarta Copa Mundial al vencer a Francia en la final en Berlín.



A Juventus le restarán además 30 puntos, lo que significa que tendrá
que esforzarse para regresar a la división superior. A Fiorentina le
quitan 12 puntos y a Lazio 7.

El director general de Juventus, Luciano Moggi, uno de 25 dirigentes de
futbol acusados de arreglos de partidos y deslealtad, fue proscrito del
futbol por cinco años.

Franco Carraro, tiular de la liga italiana y miembro del Comité Olímpico Internacional, fue suspendido por cuatro años y medio.

La sentencia a Juventus determina su primera pérdida de categoría desde
su fundación en 1897. El poderoso equipo de Turín ha ganado 29 títulos
de liga, incluyendo los dos que se le despojará, dos veces la Liga de
Campeones, cuatro súpercopas italianas, dos súpercopas europeas y dos
copas intercontinentales.

Los veredictos pueden ser apelados en el término de cinco días ante un tribunal deportivo superior. AP