El actor Robin Williams, que se encuentra internado en un hospital de Florida, tendrá que someterse a una operación de corazón.

Su vocera, Diana Rosen, anunció que el actor de 57 años tendrá que ser intervenido para que le sustituyan la válvula de la aorta.

A raíz de este problema de salud, el actor protagonista de Patch Adams tuvo que cancelar sus presentaciones en Florida de su unipersonal Armas de autodestrucción.


Williams se empezó a sentir mal a principio de semana y el miércoles tuvo que ser hospitalizado tras sentir que le faltaba oxígeno. Como primera medida, los médicos le hicieron estudios y le recomendaron unas semanas de reposo.

El actor protagonizó importantes films como En busca del destino que le valió un Oscar y también contó con nominaciones para la ansiada estatuilla por sus trabajos en La sociedad de los poetas muertos, Buenos Días Vietnam y Pescador de ilusiones.

Via La Nacion