El cantante británico Elton John entusiasmó a las 22
mil personas que acudieron a verle actuar hoy en la montaña Idalpe, a
2.300 metros de altura, en las inmediaciones de la localidad alpina de
Ischgl, en Austria.

Temas de éxito como Crocodile Rock, I’m Still Standing y Rocket Man
no faltaron en este concierto de más de 90 minutos, bajo un sol
radiante y temperaturas primaverales, aunque en medio de la nieve de
los Alpes, informan medios austríacos.


Para llevar al cantante hasta el escenario desde un helicóptero y
evitar a la estrella del "pop" caminar sobre la nieve, los
organizadores adaptaron un vehículo de las pistas de esquí.

También tuvieron en cuenta otras exigencias requeridas por el artista,
como la instalación de varios camarines separados detrás del escenario:
el primero para sus gafas, el segundo para sus vestimentas, el tercero
para sus sombreros y el cuarto con todo lo necesario para su descanso.

Pidió expresamente que el arreglo floral no incluyera tulipanes ni claveles, pero sí rosas, de color rosadas.

En una improvisada rueda de prensa, sir Elton John se mostró
entusiasmado por el paisaje alpino y sus cumbres nevadas, al tiempo que
se declaró satisfecho de su carrera: "estoy feliz de haber hecho todo
lo que he hecho".

Tras su actuación, Elton John partió en una gira que lo llevará a Las
Vegas (EU) y Singapur, para volver luego a Estados Unidos, pues aún hay
dos estados federados de la primera potencia mundial en los que todavía
no ha actuado, Alaska y Vermont, que espera conquistar a finales de
este mismo mes. EFE