El fútbol consiguió reunir ante el televisor al mayor número de telespectadores de toda la historia. El partidode de cuartos de final de la Eurocopa 2008 entre España-Italia logró una audiencia que superó los 15 millones.

La victoria de la selección española ante la italiana que retransmitió Cuatro, supuso el final de una maldición para el fútbol español, que con el triunfo, lograba una gesta histórica para ‘la roja’ que se clasifica para semifinales de la Eurocopa. Además supuso un récord igualmente histórico para la televisión.


El encuentro alcanzó una audiencia media del 68’8% del share, 11,5 millones de personas, que elevó la audiencia media de la cadena en el día al 29%. Fue ya en la prórroga donde 14 millones de espectadores 14.131.000, el 72,1% del share, estaban frente al televisor pendientes de lo que sucedía con el combinado español.

El gol de Fábregas, que metía a España en semifinales, superaba los 16 millones de espectadores con más de un 80% de share. En los penaltis, la audiencia llegó a 15.372.000 personas: uno de cada tres españoles estaba frente al televisor viendo la actuación de Iker Casillas y la sangre fría de Cesc Fábregas para alcanzar un 77,5% de la audiencia total. De hecho, el minuto más visto se registró a las 23,20 horas, en el momento en el que el jugador del Arsenal lograba el tanto y con ello, el pase a semifinales.

El partido ha superado los registros conseguidos nunca antes en la historia de la televisión, supera el anterior récord conseguido por Rosa en Eurovisión, que reunió a 14.380.000 espectadores. Yahoo