Un día como hoy, hace dos años el cantante argentino Gustavo Cerati se desvaneció luego del concierto que ofreció en la Universidad Simón Bolívar de Caracas. Había sufrido un accidente cerebrovascular del que todavía no ha podido despertar.

Cerati no ha registrado ningún signo de recuperación, lo que ha provocado que su ex compañero de Soda Stereo, Charly Alberti, advierta que la familia “ya debería dejarlo ir”, es decir, cesar los tratamientos médicos.


Durante este tiempo, la mayoría de las figuras internacionales que vinieron a Buenos Aires visitaron a Cerati o desearon su recuperación, desde Shakira y Alejandro Sanz hasta Joaquín Sabina y Bono, el líder de U2.

La semana pasada, luego de la aprobación de la Ley de Muerte Digna en Argentina, la mamá de Cerati, Lilian Clark, descartó la posibilidad de pedir el fin de los tratamientos médicos, “porque confío en que él va a salir”.

Con informacion de Notimex