La película argentina “De martes a martes“, de Gustavo Triviño, se alzó hoy con el principal premio del Festival de Cine Latinoamericano de Biarritz, que también destacó la actuación de la uruguaya Roxana Blanco y del español Luis Tosar.

La aplaudida película de Triviño retrata a un trabajador de una fábrica de mala muerte, obsesionado por la musculación, y que para realizar su sueño de poner un gimnasio opta por silenciar una violación, prefiriendo la extorsión.


El premio del jurado recayó en la cubana “Juan de los muertos”, de Alejandro Brugués, la historia de una invasión de zombies en La Habana negada por las autoridades de la isla. Roxana Blanco se alzó con el premio a la mejor interpretación por su papel en la coproducción de México y Uruguay “La Demora”, de Rodrigó Plá, una cruda visión de la precariedad y el aislamiento social.

Tosar se hizo con el premio a la mejor actuación masculina por su papel en “Operación E”, una coproducción de Francia, España y Colombia, dirigida por Miguel Courtois, inspirada en la historia real del campesino colombiano José Crisanto, que cuidó del hijo que la abogada Clara Rojas tuvo durante su cautiverio con las FARC. El premio del público fue a parar a la colombiana “Sofía y el terco”, de Andrés Burgos Vallejo.

En el apartado documental, el principal galardón se lo llevó la argentina “El etnógrafo”, de Ulises Rosell, la historia de John Palmer, un antropólogo inglés que hace 30 años llegó a Argentina para estudiar la cultura wichí.

Una mención especial del jurado tuvo la cubana “Uno al otro”, de Milena Almira, mientras que la mexicana “La máquina loca”, de Emilio Maillé, fue la preferida del público.

La mexicana “Temporada seca”, de Diego Rivera-Kohn fue seleccionada como mejor cortometraje, por delante de la brasileña “Qual queijo você quer”, de Cíntia Domit Bittar. “A galinha que burlou o sistema”, del brasileño Quico Mereilles, fue el cortometraje favorito del público.
La Nacion