Antes que nada quiero aclarar que respeto a Ciro, no soy de los que desde el 2006 se han dedicado a denostarlo por no ver el supuesto fraude electoral de hace seis años.

Ciro Gomez Leyva y Milenio se convirtieron en los grandes perdedores de las elecciones del 2012, y es que decidió meter todos los huevos a la canasta de la encuesta GEA-ISA, que resulto ser un gran fracaso (junto con muchas otras), pero que culpa tiene Ciro de los errores de la empresa contratada? me preguntaran, pues técnicamente nada, pero si en confiar 100% en ella, defenderla a capa y espada y usarla como la principal linea editorial tanto de sus columnas como de Milenio Televisión y de Milenio Diario.


Ya se tuvo que disculpar al aire con su audiencia, hizo bien, habla muy bien de el, pero la credibilidad no aguanta muchos golpes de esos. Después en radio y en su columna se disculpo por lo que dijo de la encuestadora Covarrubias, y es que decidió montado en la encuesta, “su encuesta” criticarla, diciendo que su resultado era porque era encuesta de Lopez Obrador, es decir uso la misma estupidez con la que muchos lo critican, que la de Gea-Isa esta comprada por Peña Nieto. Pues resulto que no, que la de Covarrubias estaba bien hecha.

Que mas tiene que hacer Ciro y Milenio para lavar este error, no lo se, insisto, la credibilidad se pierde con estas pifias.

Gea-Isa, Mitofsky y las demás también pierden credibilidad, pero ellos pueden aducir muchas cosas, cuestiones técnicas, de estadísticas, inclusive de sociología, pero lo de Ciro de montarse por no se cuantos meses en una encuesta es sin duda un grave error que un periodista no puede darse el lujo.

Y no, no creo que Ciro se haya vendido al PRI ni al PAN, pienso que cometió un grave error, increíble de creer de alguien de su trayectoria, no dudo que los mensajes de odio que recibe a diario puedan nublar su vista y su criterio es de humanos, pero eso no lo justifica.