La película más polémica del año es… ¿Trolls World Tour? Así de inocua como pueda parecer una cinta animada llena de música y color, el estreno digital de la secuela de Trolls ha desatado una tormenta en la industria cinematográfica.

Cuando la pandemia empeoraba y las salas de cine cerraban, Universal Pictures pasó el estreno a video por pedido, poniéndose a la cabeza de un cambio drástico en la forma de exhibición.


Universal calificó el estreno digital de Trolls World Tour de éxito e insinuó que podría ser el comienzo de un mar de cambios en cuanto a cómo lanza sus películas. Los propietarios de los cines difirieron ampliamente. AMC Theaters, la cadena más grande de Estados Unidos, señaló una guerra sin cuartel al decir que ya no exhibirá películas de Universal.

AMC, la mayor cadena de cines de Estados Unidos, anunció que no proyectará ninguna película de Universal en represalia a una supuesta estrategia para lanzar sus filmes en plataformas digitales dentro de la hasta ahora sagrada ventana teatral.

A mediados de marzo, el estudio anunció que en el marco de la pandemia lanzaría la película directamente en streaming al mismo tiempo que en los cines, pero luego de que el virus forzó el cierre de las salas, la cinta infantil se vendió solo en plataformas como Apple TV a 19.99 dólares.

The Wall Street Journal informó ayer que este experimento ha convencido a los ejecutivos de Universal de que los estrenos digitales pueden ser una estrategia ganadora y disminuir el papel de los cines incluso después de que pase la pandemia.

“Trolls, estrenada el fin de semana de la última Pascua, recaudó 95 millones de dólares de casi 5 millones de clientes nacionales en tres semanas, indicó el diario.

Tan pronto como los cines reabran esperamos estrenar películas en ambos formatos, dijo al periódico el director de NBC Universal, Jeff Shell. La película ha superado nuestras expectativas y demostrado la viabilidad del streaming, añadió.

AMC, que sólo en Estados Unidos tiene más de ocho mil salas, informó en un comunicado que “no proyectará ninguna película de Universal en ninguno de nuestros cines de Estados Unidos, Europa y Medio Oriente.

“AMC cree que con esta estrategia de lanzar en casa y en cines simultáneamente, Universal está rompiendo el modelo de negocio y los tratos entre nuestras dos compañías”, indicó el presidente de la empresa, Adam Aron.

Antes de la pandemia, los estudios normalmente esperaban una “ventana” de 90 días para estrenar las películas digitalmente después de su estreno en salas.