La gira mundial 360 Grados de la banda irlandesa U2 es la más exitosa de todos los tiempos y superó el récord impuesto hace cuatro años por The Rolling Stones, dijo el lunes la empresa promotora Live Nation Entertainment.

La banda irlandesa, que tocó en Brasil durante el fin de semana, obtendrá más de 700 millones de dólares por ganancias netas de boletos cuando la gira culmine en julio en Canadá, informó Live Nation.

Para cuando termine la gira, montada en un estadio transportable, habrá sido vista por más de 7 millones de personas de 30 países.


El tour Bigger Bang, realizado entre 2005 y 2007 por The Rolling Stones, recaudó 554 millones de dólares en boletos.

“Es un placer superar a los Rolling Stones”, afirmó Bono, quien se reunió este lunes con el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva. La gira 360 Grados se convirtió este domingo en Brasil en la más taquillera de la historia.

U2 superó los 558 millones de dólares que recaudaron The Rolling Stones con Bigger Bang.

La marca histórica fue alcanzada durante la presentación que llevó al delirio a 90 mil personas en el estadio Morumbi de Sao Paulo, donde Bono y U2 realizaron el segundo de los tres espectáculos programados para la ciudad más grande de Brasil.

En una entrevista con Tv Globo difundida en la noche del domingo, el líder del grupo destacó que fueron The Rolling Stones los que iniciaron la tradición de giras mundiales.

“Es algo maravilloso. Lo que nos convierte en verdaderos artistas es el desempeño en vivo… Voy a llamar a Mick Jagger para saludarlo. Ellos abrieron el camino, nosotros lo estamos llevando a otro nivel”, expresó Bono.

La gira 360º terminará el 30 de junio en Nebraska, Estados Unidos, y para ese entonces habrá recaudado más de 700 millones de dólares, récord histórico que probablemente tardará mucho en ser superado.

Los dos espectáculos brindados el fin de semana fueron elogiados por la crítica y llevaron al público al delirio. El momento más emotivo fue el homenaje que el grupo rindió el sábado a los 12 niños asesinados en una escuela de Río de Janeiro por un ex alumno, el jueves pasado.

De pronto, todas las luces del escenario se apagaron y Bono pidió a los asistentes que prendieran encendedores y los teléfonos celulares, antes de interpretar “Moment of Surrender”.
Via: La Jornada